¿CÓMO COMENZAR UNA PRÁCTICA DE MINDFULNESS?

 

Hay un bienestar innato en sentir el cuerpo suave y relajar tensión.

Dedica unos minutos a sentarte en silencio cada día para desconectar de las preocupaciones, recargar pilas y sentirte renovado.

CaroZY_034.jpg

La práctica de Mindfulness comienza en el cuerpo, en la postura. Lo más importante es mantener la columna erguida pero suave, sin tensión, y da igual que te sientes en el suelo sobre un cojín o en una silla, para meditar hay que intentar estar lo más cómodo posible. Con el tiempo, la postura se puede mantener sin problema.

Empieza a sentir el cuerpo desde la base, sobretodo siente el apoyo de la pelvis. Si empujas suavemente hacia el cojín o el asiento de la silla, notarás como tu columna se despierta hacia la coronilla. Es muy útil repetir esto de vez en cuando durante la sesión.

Antes de empezar una práctica de Minfulness, lo primero debes entender es que la relajación es primordial, por eso las técnicas de yoga ayudan a preparar el cuerpo y la mente para la meditación.

Piensa en un cuerpo y una  mente tensa o alterada y te darás cuenta de que es imposible llevar a cabo ninguna práctica.

Piensa en un cuerpo y una  mente tensa o alterada y te darás cuenta de que es imposible llevar a cabo ninguna práctica.
— Carolina Drake
IMG_7021.jpeg

Hay que tener en cuenta también que, como todo, esta práctica es un proceso de familiarización. La constancia es lo que cuenta. Habrá sesiones donde sentiremos que es sencillo seguir la práctica y otras en las que nos cueste más, pero mantente motivado para continuar. Una vez sientes los beneficios, las resistencias a sentarte a meditar desaparecen, por eso es fundamental empezar con sesiones cortas donde no te exijas demasiado para no llegar a sentirte abrumado.

La idea principal cuando empiezas a practicar meditación es que creas un espacio donde la mente se puede relajar. Esto lo necesitamos todos. Cada vez que practicas es como tomar unas mini vacaciones de las exigencias del día día.

Empiezas eliminando las tensiones físicas y esto lleva a la mente a relajarse también. Una vez el cuerpo está suave, siente la respiración donde la notes más evidente.

Reposa la atención en la respiración natural, acompañándola y sin manipularla, recuerda que no se trata de una práctica de pranayama.

Cada vez que te des cuenta que te has distraído, regresa. La respiración está siempre presente y podemos recordar volver a ella una y otra vez. Realmente hacemos pequeñas sesiones dentro de una más larga.

Puedes usar un cronómetro, yo aconsejo la aplicación Insight Timer pero hay muchas que puedes utilizar. Cinco o Diez minutos son suficientes para empezar a sentir el beneficio de esta práctica, entonces nunca dejarás de meditar! 

Carolina Drake

Carolina Drake es profesora de hatha, vinyasa, yin yoga y practicante de meditación. Imparte la formación de profesores de Yin Yoga en Zentro Urban Yoga. www.activeyoga.es IG: @carodrake_yoga

 Imparto sesiones de mindfulness/meditación en ZUYMAD todos los jueves 17.30h. Puedes venir a probar cuando quieras.

 
MINDFULNESSZentro Yoga