ASHTANGA YOGA Y TODO LO DEMÁS

 

Siempre he sido muy curiosa respecto a las prácticas de Yoga. Cuando empecé a practicar, loooong time ago, no había tantos estilos diferentes, casi todas las clases eran de Hatha Yoga y, las diferencias entre éstas, básicamente dependían del profesor/a que las impartía. 

LuciaMphoto18_ZUYbanderola_06.jpg

Después de practicar en muchos sitios, y conocer muchos profesores y estilos, me formé como profesora de Hatha Yoga porque pensé que era la base de todos los demás estilos. Pero poco a poco me di cuenta de que lo que más me gustaba practicar era Ashtanga Yoga. 

Como en todas las variantes de yoga, los conocimientos o formación del profesor son imprescindibles para saber determinar hasta dónde puede integrar la serie un alumno,
— Rebeca Carretero

La diferencia básica entre el Ashtanga y el resto de estilos es que, durante la práctica,  se sigue una serie específica, con un determinado orden de posturas, con unas respiraciones concretas (vinyasa) que corresponden a diferentes movimientos o posturas, un tipo determinado de respiración dirigida y controlada (integrando los bandhas y ujjayi). Es una práctica exigente fisicamente pero siempre se puede adaptar a cualquier persona y condición física. 

Tradicionalmente, esta serie de posturas se  aprendía a través de un tipo de “clase” estilo mysore, que significa que el/la alumno/a llega a la shala cuando quiere, dentro de un horario, y comienza su propia práctica, a su ritmo. Practicar de manera autónoma, requiere tener memorizada la serie, y ésta es otra clave de la práctica de Ashtanga. Cuando memorizamos el orden de las posturas la práctica se convierta en una meditación en movimiento ya que estamos presentes en cada momento para mantener el orden y las respiraciones adecuadas.

Si eres principiante no te preocupes, el profesor se ocupa de ir enseñándote postura tras postura, te irá guiando en la práctica, invitándote a repetir la serie por partes para trabajar la memorización. Irá añadiendo posturas a tu práctica dependiendo de como vea que integras y avanzas en tu serie, por lo que las prácticas de Mysore pueden durar hasta 2 horas (si practicas la serie primaria complete) o 1 hora si no la practicas complete.

Como en todas las variantes de yoga, los conocimientos o formación del profesor son imprescindibles para saber determinar hasta dónde puede integrar la serie un alumno, cuándo continuar o parar en alguna postura, y permanecer ahí durante un determinado tiempo hasta integrar bien la práctica.

 

Rebeca Carretero

Beck Yoga OM es Rebeca Carretero, una madrileña curiosa y vivaz. Practicante de yoga desde hace más de 10 años, es profesora desde hace más de 7 años. Con una formación extensa en Hatha Yoga, Yoga Dinámico y Vinyasa Yoga  sus clases combinan el bagaje de su práctica personal y los aprendizajes adquiridos de sus profesoras a lo largo de estos años. La sensibilidad y la precisión son sus características personales.

www.beckyogaom.es

@beckyogaom

Puedes descubrir esta potente y maravillosa práctica en las clases estilo mysore de ZUY los lunes a las 15:30, lunes o miércoles a las 07:00, o martes y jueves a las 07:45 en clases guiadas.

 Impartimos regularmente talleres de conocimiento y profundización en la práctica de Ashtanga donde mostramos la serie por partes, explicamos las alineaciones, respiraciones, cuentas del vinyasa, bandhas y transiciones correctas para ayudar a la memorización y a la práctica segura. 

 

 
YOGAZentro Yoga